Se me cae el alma dic04

Se me cae el alma

Se me cae el alma cada vez que veo un animal abandonado. El otro día una pequeña gatita asustada, estaba maullando entre coches. Ahora está tranquila y feliz en mi casa. Se llama Sia. Y con ella se ha hecho realidad una parte de la historia de esta pequeña...

20. La noche aún no ha terminado oct11

20. La noche aún no ...

  Cuando por fin consigo llegar con Lucía a la zona de baile, pierdo de vista a Álvaro y comienzo a relajarme. Nos mezclamos entre la multitud y bailo con mi amiga como si no hubiera un mañana, sin tropezar y  sin caerme, todo un gran logro en mi. A pesar de que he bebido, el alcohol aún no...

19. Fiesta, alcohol y ¿celos? sep17

19. Fiesta, alcohol ...

Si llego a saber que esto pasaría, me hubiera quedado en casa con la gata viendo películas en vez de estar aquí medio borracha, con una amiga más borracha aún y rodeada de tíos. La cara de perro con la que me mira Álvaro me descoloca totalmente. Y por si fuéramos pocos, el guaperas con el que...

18. De fiesta para o...

Ha pasado más de una semana desde la última vez que vi a Álvaro, aunque yo también he contribuido a ello, evitando pisar el gimnasio. Pero, aún así sin verle, le echo de menos. Para matar el tiempo, he estado enfrascada en mi trabajo, añadiendo productos nuevos a la tienda y evitando ver a...

17. Buenas y malas noticias ago21

17. Buenas y malas n...

Estoy frente a la puerta del veterinario con el gatito en brazos esperando a Álvaro, que está aparcando el coche. El pequeño está inquieto y no sé por qué, ya que dudo que haya venido alguna vez a un sitio así teniendo en cuenta que lo encontramos tirado en la basura. El trayecto hasta aquí...

16. No siempre tres son multitud ago12

16. No siempre tres ...

  Después del día tan largo y una buena maratón de sexo, me noto las piernas muy flojas y pesadas. Y Álvaro, mostrándome una galantería que no sabía que tenía, se ofrece a hacerme un masaje con una loción para piernas cansadas. Junto a nosotros se encuentra el gatito que...

15. Cena para…¡¿tres...

  En pocos segundos, paso de la alegría a la vergüenza. Estoy incómoda y no sé qué decirle. Él es quien decide romper este incómodo silencio. —Me he quedado porque quería disculparme por lo de esta mañana. De hecho vine para eso, aunque no había tenido oportunidad de hacerlo hasta ahora. Me...

14. De vuelta a la r...

  Me despierto y él está a mi lado. No fue un sueño como yo creía. Así que estoy perdida. Perdida y bien jodida en el buen sentido de la palabra. No sé qué tal serán esos polvos mañaneros de los que me habló Lucía, pero los que vienen tras la siesta no están nada mal. Él está dormido como un...

13. Tropezar dos veces con la misma piedra jul28

13. Tropezar dos vec...

  —Pero, ¡¿QUÉ DICES?! ¿HICISTE QUÉ? —Lo que oyes, ¡y deja de gritar que te va a escuchar hasta él! ¡Ni que fuera algo tan raro! Y no lo es. Al fin de cuentas es tan simple como que chico conoce chica, chico y chica se atraen, chico y chica beben (o no), y por último echan un polvo. Fin de la...

12. Noches de desenf...

Ya en casa, por fin puedo retirarme el maquillaje de mapache con el agua micelar de Garnier y pegarme una buena ducha. Si no fuera por el intenso dolor de cabeza que tengo, pensaría que lo de anoche no fue más que una pesadilla. Tras aplicar mi gel anticelulítico en piernas y cartucheras,...

11. Siempre hay una ...

Lo sabía. Sabía que no había sido buena idea desde el momento en que le dije que sí a Lucía. ¿Es que no he aprendido la lección? Se ve que no, porque de ser así no estaría huyendo escaleras abajo como si me tratase de una ladrona de poca monta. Cuando salgo del portal de esta casa...

10. Demasiada coincidencia jul17

10. Demasiada coinci...

Termino mi sesión en la cinta de correr después de más de media hora. Estoy sudada y cansada, por lo que decido que ya está bien de ejercicio por hoy. Para ser mi primer día en el gimnasio no está nada mal. Me acerco a la fuente de agua fresca a rellenar mi botella, pero me encuentro con que...

9. Dos tontos muy tontos jul10

9. Dos tontos muy to...

Después de la reconciliación, confesión, hartarnos de chocolate y almorzar juntas mientras veíamos alguna que otra peli ñoña con final feliz, me despido de Lucía. Son casi las 6 de la tarde, buena hora para ir al gimnasio y probar las clases. Mañana tendré agujetas hasta en el cielo de la...

8. Desvelando recuerdos del pasado jul04

8. Desvelando recuer...

— ¿Más helado? –le pregunto a Lucía. Se ha puesto el anillo y los pendientes en cuanto ha abierto el regalo y luego me ha dicho que me querrá eternamente. Sonrío para mis adentros. La conozco demasiado bien. Nos hemos terminado un tarro entero de helado chocolate y ahora vamos a por el...

7. Todo puede cambiar en cuestión de segundos jun27

7. Todo puede cambia...

  Salgo de casa con paso firme, decidida a zanjar el asunto de una vez por todas y seguir con mi vida. Tengo una mezcla de sentimientos encontrados que, de vez en cuando, me hacen dudar y querer dar media vuelta para volver a casa, pero me contengo. Nadie nos dice nunca lo difíciles que son...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiproveelgntwplk